▲ Cerrar ▲

28 mayo 2017

MIRIAM WEEKS, ¿HEROINA O PURO MARKETING PARA FACTURAR?

Es curioso a los lugares que te lleva una conversación por internet. Hablando con un conocido que pretende estudiar una carrera en España, terminamos coincidiendo en lo caro  que termina siendo esto.

Hasta la secundaria todo es medianamente sencillo, con sus gastos en materiales y libros, pero parece ser que la Universidad es un chollo vía política, que genera una fuerte entrada de ingresos, pidiendo cada vez más por cada crédito... De unos años hacia aquí, se ha disparado si cabe y medio en broma, medio en serio, le preocupaba este tema a mi interlocutor...

"Como sigan así las cosas lo mismo me tengo que hacer un Belle Knox", en ese instante puse unos cuantos jajas, atendiendo la frase como una ironía, pero en verdad no sabía de lo que me estaba hablando, y al terminar la conversación, rápidamente tire de google y la historia me fascinó.

Hablemos entonces de Miriam Weeks ( 9 de junio de 1995, Spokane, Washinghton), de familia acomodada de vertiente católica acentuada sobre todo por parte de madre y con un hermano mayor que es un ejemplo a seguir.
En su época de instituto destacaba por sus notas siendo una persona tímida y acomplejada, que tenía la suerte de haber conseguido novio en su último curso. Curios dicotomía que una persona con notas espectaculares en un instituto de 11.000 dólares anuales, no tuviera fe en si misma y fuera capaz de grabarse a cuchilla en su muslo la palabra "Tank" (Tanque) al considerarse gorda, o ser capaz de ser la mejor en el foro de debate, pero saliendo de clase no pudiera rebatir nada de sus compañeros.

Acabada esta etapa en el 2013, sus actitudes hacia el estudio le abren las puertas a diferentes universidades, incluida la de sus sueños: "Duke", quizás la meta más importante para ella en la vida. 

Miriam con sus padres en su graduación en el instituto

Los 4.300 dólares mensuales de dicha Universidad, es un precio bastante alto para su familia, pero su padre no le puede negar el único sueño en vida a su hija pequeña y acepta aunque el resto de la familia se tenga que apretar el cinturón.

Su novio la deja con la excusa de los miles de kilómetros que les van a separar y que es mejor o estar juntos en la misma ciudad, o libres en diferentes y pese a que no acepta que eso ocurra, nadie le va a quitar del entrecejo la idea de hacer carrera en Duke.

Una vez hechos los trámites no hay marcha atrás, ha elegido estudiar sociología con la especialidad de "estudios de la mujer", ya que se considera feminista y busca ante todo la igualdad entre géneros.

Su padre está muy orgulloso de su pequeña, pero su trabajo como médico de la armada sufre un cambio radical, teniéndose que trasladar a Afganistán y por consiguiente recibiendo un severo corte salarial. No es capaz de decirle que lo que antes era difícil, pagar la cuota mensual de la Universidad, ahora es directamente imposible... De ello se encarga su madre por teléfono poco después de haber empezado las clases.

Miriam busca soluciones ante dicho problema, no puede hipotecar más a sus padres y no quiere hipotecar su futuro y los trabajos para gente de su edad, sin experiencia, generalmente son de camarera y el sueldo no cubre apenas una décima parte de la matrícula. Busca soluciones dentro del propio campus para que la asesoren y de buenas formas le hacen saber que si no puede pagar, no podrá sacar la carrera adelante.

Ve un camino fácil en el porno, tiene 18 años buen cuerpo, le gusta el sexo y va a ganar si le sale bien el suficiente dinero para poder sacar adelante la matrícula. Su primera experiencia es recompensada con 12.000 dólares, pero la productora le avisa de que va a ser sodomizada y no se le paga hasta finalizar la escena. Lo pasa realmente mal, se siente humillada, vejada y con daño en sus partes, no habiendo disfrutado del sexo, más bien ha sido un suplicio.

Decide entonces informarse mejor si decide continuar haciéndolo, no debe ser de ese modo. Al final contacta a un productor que la va metiendo poco a poco en la industria, tratándola bien y enseñándola que antes de firmar algo debe poner ella sus condiciones, de ese modo nace su alter ego "Belle Knox"

La cosa va fluyendo y su nómina creciendo y con ello empieza a crecer un problema que no había contado, la pérdida de su anonimato. Un buen amigo de Miriam en el campus descubre que ella es Belle Knox y se lo hace saber, aunque ella reniega, al final confirma que sí, pero le hace prometer no decírselo a nadie.... Días después casi toda la Universidad conoce que Belle Knox estudia con ellos, produciéndose una gran repulsa hacia su persona.


La intentaron expulsar, pero las normas de Duke no se oponen a un trabajo legal y remunerado y los alumnos, fuera de clases tienen libertad de hacer lo que quieran con sus vidas. Las mujeres la odian, los hombres buscan probar con una mujer del porno, sin contar "la mancha" que es para una universidad reputada una noticia de ese calado y el bullying hacia su persona crece.

Las cosas no van mejor en familia, sus padres se enteran que las matrículas han sido abonadas y al preguntarle de donde había sacado el dinero, se inventa la excusa del trapicheo de hierba, este hecho ya le distancia de su familia ultraconservadora y no siente fuerzas de decirles la verdad.

Todo tiene un límite y Miriam decide explotar toda esa presión concediendo una entrevista para el periódico universitario para hacer ver a sus compañeros lo que piensa sobre el tema: "tengo que pagarme los estudios, con mi cuerpo hago lo que quiero y por ello no soy más ni menos". Personas de un canal de televisión leen dicha noticia y se ponen en contacto con ella para entrevistarla, antes de ello llama su familia y les cuenta todo... separándose mucho más si cabe de ellos.

La entrevista en televisión la eleva en su trabajo, todo el mundo quiere ver las escenas de la chica que estudia en Duke y se paga los estudios rodando porno, lo que le hace rodar muchas más escenas y ganar mucho más dinero catapultándose como una de las novatas más famosas de la industria y de las más demandadas. Esto le crea también problemas en su trabajo provocando celos y desprecio en el trabajo, acusándola de hacer una campaña de televisión para poder ganar mucho más dinero y ser más reconocidas que los demás, llegó a tener más visitas en google que el Papa y Justin Bieber juntos.

A Miriam le da igual, ella tiene ahora el poder, puede pagarse la carrera y lo que quiera, se siente deseada por el mundo y todo lo que tiene que ver con Belle Knox le ha generado confianza y beneficios, aunque sigue siendo la misma mujer que no cree en si misma y llora por no estar integrada ni en la universidad, ni en la industria del porno, ni en su familia.

No es la ruta a seguir, en el 2015 decide dejar el porno, pese a que todavía le queda un año para licenciarse, ha hecho dinero de sobra para acabar la carrera y vivir unos cuantos años, sus vídeos le siguen reportando beneficios, pero solo eso, esa vida ya está pasada... ¿o no?

Es en este punto cuando veo su figura de diferente manera, todos los artículos que hablan sobre ella intentan vendernos una heroína, o al menos una mujer que pese a la dureza de su camino ha conseguido hacerse a sí misma y realizar su sueño que es acabar su carrera en Duke.



Hasta aquí todo muy bonito y plausible, pero esta chica firma un contrato de televisión donde va contando por capítulos su vida entera con anécdotas laborales, por otra parte, firma ceder los derechos de la misma para una película  "From straight A's to XXX" (De matrícula de honor al porno) y sigue dando suculentas entrevistas poniendo a parir sus dos infiernos, la universidad y la industria de la pornografía por buenos puñados de billetes.



Es en este punto que he dejado de creer en ella como modelo de ejemplo de superación y la he visto como una máquina de hacer dinero a partir del marketing, me parece raro que todavía no haya sacado algunos libros de esos que te van contando secretos de forma mesurada e interrumpida para que compres el siguiente y sepas la continuación de la historia.

Si de verdad has salido de todo eso y quieres mantener un perfil bajo para conseguir buenos trabajos, para reconciliarte con tu familia o ser considerada como lo que nos vendes, arregla todo eso de verdad y no sigas removiendo tu pasado en busca de llenar más los bolsillos, porque si el dinero está por encima de todo lo demás, no tienes derecho a sentirte después vejada por los que realmente te quieren, ni ser una figura respetada en el derecho de igualdad de géneros y tu carrera por la que tanto has luchado, será papel mojado...

4 comentarios :

  1. Hola Raude, no había oído nada de esta chica ni de su historia y después de leer tu post me he quedado un poco conmocionada.
    Es como si en el fondo no supieras qué pensar en realidad, como tú muy bien dices de primeras parece que es una historia de lucha, de superación, de hacer lo que sea por lograr los sueños, cueste el precio que cueste.
    Después no estás segura de si se dejó llevar por lo goloso que es el dinero fácil (si es que puede ser fácil ese mundo, yo no lo creo).
    Quizá ha llegado a un punto en el que todo le da igual, a lo mejor ya no ve futuro en su carrera universitaria y como tanta gente la conoce es muy posible que le sea difícil conseguir según que trabajos así que aprovecha lo que le viene y quien sabe como terminará.
    ¿Heroína o marketing? lo desconozco, pero sea cual sea, personalmente me da bastante pena. Un abrazo desde La Roca más diamante del mundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo tampoco pero hace un par de años o tres debió ser muy famosa, no se ni en que mundo me vivo, no me entero de nada...
      Es como un libro donde coges empatía con el protagonista y al final te defrauda... Durante los años que estuvo en el porno (2013-15) llegó a decir verdaderas barbaridades sobre lo bien que le venía todo este tema para su cuenta corriente y de lo que se divertía follando y a hacerse fotos, no las he encontrado, en una cama repleta de billetes haciendo alusión a lo rica que se estaba haciendo. Durante el 2015 deja la industria y acaba la carrera a mediados del 2016 y ya habla de que el porno le ha jodido la vida, que le ha distanciado de su familia y amigos y que no quería saber más del tema, que era un capítulo cerrado y enterrado, pero le proponen un documental sobre su vida y lo acepta y no le importa ser falsa de nuevo con el tema, después hacen una película sobre ella y te la dibujan como una heroína y sigue llenándose los bolsillos mientras ella concede multitud de entrevistas haciendo ver que va a enfocar su vida en ser un ejemplo y un bastión para las mujeres, y todo me empezó a oler a típica historia americana donde la realidad por desgracia no tiene nada que ver con la ficción (o lo que nos venden de ella). Un abrazo, Sara.

      Eliminar
  2. Mira que miro porno cuando nadie está en casa y esta chica no sabía nada. He llegado a la misma conclusión que tu, si quieres hacer dinero está muy bien lo que hace pero si quiere que todo vaya bien no te vendas tanto... o puede que sea lo único que le quede...

    ¿Por cierto, en 1195 ya hacían porno? mua ja ja aj aj

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad yo no tenía ni idea quien era antes de hacer el artículo, pero me resultó demasiada curiosa su vida. Me había gustado su forma de ser a la hora de reivindicarse hice esto porque necesitaba realizar mi sueño y porque me apetecía y ¿quién eres tu para juzgarme?... A partir de ahí creo que se ha dejado llevar, aunque abandonase el porno hace dos años, y sólo busca facturar con su historia y a su vez que la gente a tenga en palmitas, sin importarle mucho lo que piense su familia o amigos y si el dinero fresco, dicho esto, tenía la oportunidad de dar vuelta su historia y quedar genial y al final eso le ha importado un bledo.

      Buah, he tenido que leer dos veces la entraa y no lo veía, ya está corregido, gracias por advertírmelo... Besos

      Eliminar